Nuestra Casa de Formación

Nuestra Casa de Formación, la primera del Instituto, fue fundada en San Rafael el año 1988, como casa de formación propia. Previamente, nuestros religiosos realizaban sus estudios en el Seminario Diocesano "María Madre de Dios", de San Rafael, Mendoza.

El Concilio Vaticano II ha subrayado la necesidad de una formación idónea de los sacerdotes para el bien de las almas: “Convencido el santo Concilio de que la deseada renovación de toda la Iglesia depende en gran parte del minis­terio de los sacerdotes, animado del Espíritu de Cristo, proclama la trascendental importancia que tiene la formación sacerdotal”

Para lograr de modo más eficaz  ese objetivo se cuenta en la Iglesia con la institución del  Seminario: “la institución del Seminario Mayor, como lugar óptimo de formación, debe ser confirmada como ambiente normal, incluso material, de una vida comunitaria y jerárquica, es más, como casa propia de la formación de los candidatos al sacerdocio, con superiores verdaderamente consagrados a esta tarea”

Reconociendo tales principios, se afirma en nues­tro Directorio de Seminarios Mayores: “para que el ministerio de los sacerdotes sea verdadera­mente eficaz y pueda realmente transformar a cada hombre, y a todo el hombre, deben poseer ciertas cualidades, es decir, estar formados en todos los aspectos; formación que depende primaria y principalmente de lo que hayan recibido y asumido en el Seminario.”

El centro natural de nuestra Casa, y de la formación de cada religioso y futuro misionero, es la celebración cotidiana de la Santa Misa.